Home » ¿Que ven los astronautas cuando cierran los ojos? Historias de astronautas, bombas atómicas y cerebros. by Antonio Martínez Ron
¿Que ven los astronautas cuando cierran los ojos? Historias de astronautas, bombas atómicas y cerebros. Antonio Martínez Ron

¿Que ven los astronautas cuando cierran los ojos? Historias de astronautas, bombas atómicas y cerebros.

Antonio Martínez Ron

Published
ISBN :
Enter the sum

 About the Book 

Este libro es una recopilación de algunas de las mejores historias publicadas en Fogonazos.es en los últimos diez años y la forma de celebrar que cumplimos una década asombrándonos juntos.El libro tiene 224 páginas (tamaño 15 x 21) y es unaMoreEste libro es una recopilación de algunas de las mejores historias publicadas en Fogonazos.es en los últimos diez años y la forma de celebrar que cumplimos una década asombrándonos juntos.El libro tiene 224 páginas (tamaño 15 x 21) y es una recopilación de más de 50 artículos, algunos inéditos, otros ampliados para la ocasión. No son los mejores artículos publicados por mí en Fogonazos sino en los distintos medios por los que he ido pasando y en torno a un eje común: el espacio, la guerra fría y lo que pasa en el interior de nuestros cerebros.Éste no es un libro sobre Física y supernovas, sino sobre esa sensación que se tiene cuando se entiende que el mundo es mucho más raro y fascinante de lo que pensamos. Cuando recordamos que pueden suceder las cosas más rocambolescas e inimaginables a nuestro alrededor, con tramas que superan la mejor ficción literaria.SinopsisEsto es lo que dice Ander Izagirre, que ya lo ha leído:Portada del libroEn este libro aparecen unas personas que por las noches encienden un cañón láser y disparan a unos espejos que los astronautas dejaron hace cuarenta años en la Luna. Hay plátanos perdidos en estaciones espaciales, un patólogo que saca un pedazo del cerebro de Einstein de un bote de galletas y corta unas lonchas en su cocina y miles de sudaneses asustados porque sus penes se están encogiendo. Los fogonazos de Antonio Martínez Ron se leen con el entusiasmo con el que leíamos las novelas de aventuras y exploraciones en la juventud, con una pasión que se va apagando con los años, cuando nos vamos poniendo demasiado adultos. El lector comprobará que es muy difícil terminar una de las historias de este libro y no empezar inmediatamente con la próxima.